Hiperactividad y déficit de atención: tratamiento natural con DHA

nino-hiperactivo-1

Los síntomas generales del TDHA son un aumento de la actividad, impulsividad, una acusada falta de atención y de concentración. Son niños inquietos y nerviosos, que difícilmente pueden permanecer mucho tiempo sentados.

 Características comunes

Existen varias que son típicas de este trastorno, y entre ellas se destacan las siguientes:

Falta de atención.

Nerviosismo acusado.

No finalizar tareas asignadas.

Distracción constante.

Dificultad para llevar a cabo actividades de forma normal.

Hablar atropellado.

Problemas en las relaciones con otros niños.

Ansiedad.

Agresividad.

Tratamiento convencional

Tratamiento natural

 Igualmente efectivo y sin efectos secundarios es un método natural que se está usando con muy buenos resultados: los ácidos grasos omega-3 (DHA). Diversos estudios indican que dichos ácidos grasos pueden mejorar de manera espectacular la hiperactividad y el trastorno de déficit de atención, así como trastornos derivados.

Ácidos grasos EPA y DHA

Están presentes en todas las células de nuestro cuerpo, especialmente en el sistema nervioso.

EPA es un ácido graso omega-3 necesario para el correcto funcionamiento y buena comunicación de las células, sobre todo a nivel de sistema nervioso, e influye en un buen funcionamiento mental.

DHA es también un ácido graso del tipo omega-3. Es muy importante en los primeros meses de embarazo, durante los cuales se forma el sistema nervioso del feto; también se encarga de la buena estructura cerebral.

Fuentes principales de omega-3

Pescado azul.

Nueces.

Aceite de borraja.

Aceite de onagra.

Aceite de cáñamo.

Suplementación con ácidos grasos EPA y DHA

Se llevó a cabo un estudio durante el año 2003 en el condado inglés de Durham con 117 niños en edad escolar (entre 5 y 12 años). Estos niños fueron elegidos por diversos problemas relacionados con la hiperactividad y el déficit de atención.

Durante tres meses se administraron perlas de ácidos grasos EPA , DHA y aceite de onagra a una parte de los niños. A la otra parte, solo perlas de aceite de oliva.

La conclusión del estudio fue muy esperanzadora: mejoró el nivel de aprendizaje y concentración, así como el comportamiento y el rendimiento escolar.

Esencial en el embarazo

Se recomienda tomar alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 especialmente en el embarazo. Ello es esencial para la formación y el correcto funcionamiento del sistema nervioso del feto.

En esta etapa sería aconsejable tomar un suplemento de DHA hasta el parto y continuar en la lactancia.

Importancia de la dieta

El ritmo de vida actual a menudo hace que la dieta sea desequilibrada por la cantidad de alimentos refinados. Por ello suele haber carencia de ácidos grasos, tanto omega-3 como omega-6.

Estas carencias se relacionan con:

Desórdenes mentales infantiles (también ocurre en adultos).

Trastorno de hiperactividad y déficit de atención.

Dislexia (dificultad en la lectura).

Agresividad.

Ansiedad.

Ácidos grasos omega-3: Tratamiento del futuro en el TDAH

Se abre una nueva vía de esperanza a todos los que sufren este trastorno, ya que con pocos meses de tratamiento se empiezan a ver resultados en la mayoría de casos sorprendentes, pues estos nutrientes ayudan a regular el sistema nervioso.

Por todo ello es aconsejable se incluyan en la dieta diariamente estos ácidos grasos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s